01 diciembre 2008

Inseguridad

Pasted-Graphic.eDm55VuCAK0X.jpg

Zhu Hu, un chino que vive a los pies de la montaña Yuhuang, siempre fue aficionado a los pájaros. Eso le inspiró recientemente a fabricar una jaula de tamaño humano para que su familia y amigos puedan relajarse dentro. "Me siento muy seguro y feliz pasando tiempo dentro de la jaula. Y así también podemos comprender a los pájaros" dice el anciano. Los turistas que visitan la jaula dicen que es una manera muy buena de combinar los habitos humanos y el entorno natural.