26 enero 2009

Noticias urgentes

fiestacaballo-073.bATxdW7Wl9VF.jpg

Estos días solo salgo de casa para comprar el pan y de vez en cuando me encuentro con una sorpresa como la de ver a un potrillo en la plaza del pueblo. El invierno se hace largo; este año está lleno de interrogantes y paso la mayor parte del tiempo trabajando frente al ordenador. Es inevitable por que hace frío pero si fuese primavera debería estar igualmente encerrado para llevar cosas adelante. He adoptado un horario estricto como cuando trabajaba en el barco y de este modo mantengo mis ánimos. ¿Pero llevarían el potro al mercado para su venta? ¿Lo separarían de la madre ya? Eran preguntas que me hice después.; aunque tal vez fuera intrascendente pensar en el destino de un caballito en los tiempos que corren.

Hablando de los tiempos que corren... ¿son de veras tan interesantes?. Las noticias que se publican son muy similares a cualquier crónica histórica. Y si no, miremos los murales egipcios en los que también se indican invasiones, plagas, asesinatos, glorias, ruinas... Akenhaton tal invadió tal. Y este año el río ha tocado la línea de oro. O de la muerte. Crónicas aderezadas con sus pigmentos apropiados y sus animales esculpidos a golpe de cincel como las que ahora se distribuyen, solo que a velocidad de vértigo y con pigmentos diferentes. Pero el fondo esta ahí y es el mismo ahora y siempre. Y es que el seguimiento de las noticias es como una droga. La gente tiene cuatro televisores con esa excusa. Se desayunan con los conflictos en el mar Negro y comen con un poutpourrí de novedades, secuestros, notificaciones, conflictos, y curiosidades tan abundantes como el almuerzo de un bulímico en plena crisis y total : para no aprender nada.

Decidí dejar de seguir las noticias al llegar aquí por eso. Por que prefiero prestar atención a un caballo. A que a mi vecino la granizada le ha estropeado los tomates. Pequeños acontecimientos del día a día me enseñan más por que están cerca de mi y puedo tocarlos.