21 enero 2009

Objeto nº 5 : Polaroid

polaroid_0005b.i282tjgkuwot.jpg

La empresa de Edwin H. Land, el inventor el primer filtro polarizador sintético se convirtió en un importante suministrador durante la Segunda Guerra Mundial. Su invención más importante llegaría en tiempos de paz cuando asombró al mundo con una cámara que revelaba y positivaba la imagen en tan solo 60 segundos. En febrero de 2008 Polaroid anunció el fin de la fabricación de película para sus cámaras, que dejó de fabricar en 2007.

Mi «pola» era azul y cuadrada. La compramos para que hubiera continuidad en N@ufragos, y como no había Script, «A» guardaba las fotos en una carpeta que más o menos guardaba en mi memoria sin consultar, por que bastante tenía para dar coherencia al borrador del guión que tenía que filmar al día siguiente.

La toma de imágenes ha estado unida para mi al lápiz y al papel, y mi contacto con la fotografía fué, como con el cine, tardío. Es ahora que uso y abuso de las imágenes y fotografío árboles, personas, insectos, casas y trenes para guardar cientos de archivos de lo que un día borrará mi memoria. Y es que con un aparato diminuto puedo ahora hacer fotos y almacenar datos del rodaje además de escribir y usarlo como agenda, calendario, despertador y reproductor de vídeo.

Sin embargo, al usar estas pequeñas máquinas mágicas pienso en que mi vieja polaroid está esperando sola en su caja de cartón como un caballo viejo. Y al recordar la salvaje emoción de las fotos que esa máquina extraía en esos 60 segundos que ahora nadie puede o quiere esperar, siento algo de nostalgia y remordimiento. Y es que cada «pola» era una foto única e irrepetible. Como el tiempo y las personas