22 enero 2009

Personajes

varios-018.5fFJGYmfqgrz.jpg

Me levanto antes de la salida del sol, como cuando de niño lo hacía para jugar, para tener algo de calma y escribir un poco. Tozudo, me empeño en escribir guiones que probablemente se pierdan en cajones y armarios desconocidos. Mi mejor guión hasta la fecha fue enviado en octubre del año pasado y ese montón de palabras vaga probablemente en tierra de nadie, al albur de la corriente como si fuera una de esas botellas que tiran los náufragos en las novelas baratas.

La escritura me lleva a plantear hoy la personalidad de un personaje perverso, y eso me hace leer sobre los trastornos de personalidad: Tenemos el trastorno bipolar, la personalidad esquizoide y la limítrofe. He repasado también el narcisismo. La personalidad histriónica y la personalidad de evitación pasando por los comportamientos obsesivos-compulsivos y la paranoia.

No he podido evitar tomarme un descanso y tomar algo de dulce de membrillo. Tenemos un árbol del que hicimos esta golosina y es muy buena con tostadas y un poco de té. Es el único modo de que se le vaya a uno de la cabeza los rostros de aquellos antagónicos que uno imagina o recuerda.