12 febrero 2009

Obon


Obon es un evento japonés donde los fantasmas conviven con los habitantes de un pueblo hasta que estos son embarcados en pequeños botes con luces que se lleva la marea.

En este primer acercamiento al mundo documental me planteé una visión subjetiva, sensorial, emocional y personal de esa experiencia en Japón, así como una declaración de intenciones contra la pretensión de pseudo “objetividad” de muchos documentales. Busqué una percepción multidimensional actuando como un ojo dentro de los complejos tópicos de la cultura japonesa.

Un aspecto que estoy descubriendo ahora es mi cambio interior desde entonces. Los años de mis primeras filmaciones como Obon y N@ufragos. Entonces trabajaba procurando dejarme llevar a falta de recursos como autor, al contrario que en las películas que hice posteriormente centrado en fortalecerme técnicamente. Este invierno estoy comprendiendo que vuelvo al principio después de un largo y duro camino. Regreso a eso que los cabalistas llaman «Netzach», la fuerza dinámica relacionada con el instinto y la emoción.