24 marzo 2009

De Cáceres a Madrid

dehesa3.Ad3ZQAvJjEOX.jpg

Camino de Madrid, reunión para firmar un acuerdo. Conduciendo, estoy a punto de salir de la carretera por que no puedo parar de mirar los campos que comienzan a florecer y esperan las lluvias. Acabamos comiendo en Trujillo, en un restaurante donde una anciana menuda aparece en inumerables fotos junto a famosos, famosillos y famosetes.

Sirven no menos de 9 platos, entre ellos migas, ciervo, prueba, verduras salteadas, ensaladas crudas, embutidos, cordero, y pastel. Lamento tener que conducir por que hubiera necesitado acabar la botella de vino para digerir el pantagruélico menú. Atravieso la plaza de Trujillo caminando como una oca y me limito a cenar una sopa ligera antes de meterme en la cama para soñar que soy el caballo de Calígula.

Trujillo.wxJygdVPZiFF.jpg