15 abril 2009

Bienvenida al mal tiempo

familia-036.4Bf3e68fGkGt.jpg

Por fin llueve. Escucho el alivio de los vecinos, de los que el regalo del cielo depende su fortuna. En la ciudad nunca fui consciente de su importancia.