29 junio 2009

Cosas que me pasan por la cabeza cuando hablo con un caballo

mirada-de-caballo.5ampqCj0mGDW.jpg

El domingo, como de costumbre, salí a pasear por el bosque de castaños.

En el camino, un caballo joven se asomó para observarme y me detuve para saludarle. A veces aquí hay animales que pasan semanas sin ver a nadie y se alegró de que intercambiara algunas palabras con el. Los caballos, aunque son muy suyos, agradecen la presencia humana. Cuando proseguí la marcha, trotó al otro lado de la valla de piedra y parecía que quisiera acompañarme.

El hecho de haber nombrado cónsul a un caballo se muestra como un signo ejemplar de la locura de Calígula. El problema de Roma, sin embargo, eran haber nombrado a un cónsul humano. Estoy seguro de que el equino no causó problema alguno para el normal transcurso de las cosas.

Si todos los profesionales de la política se transformaran en caballo, el mundo mejoraría. Otra ventaja sería que producirían estiércol : una sustancia más útil y necesaria que la mayoría de sus ideas.