16 junio 2009

Puertas mágicas

puerta05.iiFJBGon0fu2.jpg

En el pueblo abundan los portales guarnecidos de clavos. Se creía que protegían a sus habitantes y a los animales domésticos de las calamidades y las brujas. Colocados en las puertas de las habitaciones, impedían las pesadillas.

En el pueblo hay puertas hermosas y puertas feas. Algunas son centenarias, y si bien estaban protegidas contra esos espíritus maléficos dejaban una abertura redonda para que el gato doméstico entrara y saliera a su antojo.

Otras son de metal y el rojo óxido hace que adquieran ricas texturas. Después de conservar su secreto en silencio muchos años acaban siendo entes con personalidad propia, como los árboles viejos.

puerta01.EikaM3xIXBN5.jpg ​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​ ​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​