06 julio 2009

Donde, como, quién


Otoño del 2002: N@ufragos ya estaba en plena producción. Aún así faltaba gran parte del casting y buscamos un lugar para realizarlo. Apenas tenía tiempo para dormir y como suele sucederme en situación de fuerte trabajo, engordé. ¿Como es posible engordar cuando uno duerme poco? Muy sencillo : la falta de sueño me da hambre, así que mientras trabajo, soy capaz de masticar cualquier cosa.

Dos de los escollos importantes para la producción es que hacían falta dos localizaciones grandes : Un parking subterráneo y unos grandes lavabos públicos. Descubrí que si uno pide permiso para realizar una filmación, los receptores del mensaje reciben una señal que podría traducirse en una sola palabra : dinero.

Descubrimos unos grandes lavabos situados en los sótanos de la facultad de medicina, en la Universidad Autónoma de Barcelona. No había otra opción a corto plazo. Rodaríamos de noche para no molestar. Era un espacio que apenas se utilizaba e indicamos que la película era de bajo presupuesto. El espacio estaba justo al lado de las piscinas donde se conservaban los cadáveres sujetos a estudio en piscinas con una sustancia conservante. No podía ser más tétrico el lugar. Tampoco podía serlo la pasta que pedían por que filmáramos allí. Este fue el inicio de la caída en una espiral de gastos. Estos se transformaron, a causa de la inexperiencia, en un pozo sin fondo que tardaría muchos años en superar.