10 octubre 2009

Publicidad y perfume

la-campana.kECirnYe35yg.jpg
Esta semana se presentó por fin la campaña. Es tremenda las horas y esfuerzo que se dedican a solo unos pocos segundos.

La creatividad publicitaria me recuerda al la realización de perfume en la que uno tiene que condensar en unas pocas gotas la esencia de miles de flores. Semanas y meses de trabajo reducidas a su mínima expresión como si estuviésemos en un gigantesco alambique.

En el caso de esta campaña era estimular a los chicos a seguir adelante. A esforzarse para ser mejores. Y en una sociedad en la que los mensajes de los medios suelen animar a buscar el camino fácil es una acción necesaria . Ese tipo de publicidad no la considero un trabajo en sí. Es también una misión. Un reto que exige implicación personal. A mi, si el mensaje no me convence, me cuesta mucho hacer algo que merezca la pena.