30 enero 2010

Un verde perfecto



A tomar viento la tecnología digital de última generación. Es impresionante cuando encuentras un verde que no hay que retocar. Las lluvias y la luz hacen el milagro que haga innecesario el Shake, el Photoshop y el Combustion.

Acompaño a dos valencianos que alucinan, y me siento extraño al actuar de acompañante. Mi alter-ego, el cámara transita en otro mundo alternativo que discurre en el pequeño visor aparato.

Lo observo, fascinado al descubrir que el tipo que se encoge entorno al aparato con un ojo abierto y otro cerrado en busca de un horizonte perfecto no soy yo.