08 mayo 2010

Héroes de carne y hueso



Después de dos días filmando con los Bomberos de Mérida, tomamos un respiro. Me ha sorprendido la humanidad e integridad de los bomberos. A mis cuarenta años, recupero esa fe en la gente que uno pierde poco a poco en vaivenes que trae la vida, y tiñe el alma de gris nihilismo. Los he visto. Los héroes existen.