01 diciembre 2011

3496

3496-archivos-2011-12-1-14-27.jpg

La ingesta se ha completado por fin, y comienzo a editar. Imagino que debe ser un proceso similar al de un escritor con un borrador anotado a mano frente al terror de la máquina de escribir o un pintor dispuesto a dar color al boceto trazado sobre la tela. El montaje es un proceso poco valorado respecto al guión o la dirección, pero es el momento en el que una película cobra forma.

Una vez archivados, clasificados y numerados por escenas, compruebo estupefacto que tengo exactamente 3496 archivos que poner en orden para transformarlos en una película. Aspiro hondo y me preparo para una inmersión que durará aproximadamente 60 días con sus noches.