05 noviembre 2020

La meta del caracol

Han pasado dos años desde mi último post. La escritura primero, y luego la vuelta al rodaje no me daban tiempo. Detengo el paso un momento, para quien concierna, pues son muchas las personas a quien debo una montaña de agradecimiento, y me creen desaparecido :

Tras las rápidas etapas de rodaje, al calor y confusión veraniega comienzan las tareas ingratas. Huecos silenciosos para trabajar en las madrugadas, donde todo el mundo duerme para abordar un sueño contenido en una cápsula. Integrar la banda sonora, las voces, los efectos de sonido. Igual que un sastre o un ceramista, este trabajo de artesano avanza a paso de buey, o caracol. Las circunstancias son las que son, y es cuestión de adaptarse. ¿Acaso el caracol se queja?